Vuelvo al barrio, a Diego de los Reyes,
al antiguo mercado con fachada
de hierro y de cristal. Al bar Canela,
al eterno aroma a vino y caracoles.
Allí donde se sienta Juan Antonio,
el Cáscara, con el sillón de sky,
debajo de los plátanos de sombra.
Aún siento gritar a los chiquillos
al fondo de la calle, en los columpios,
y se escucha la voz del cuponero
pregonando la suerte en una esquina.
En el barrio las horas pasan lentas
como pasa la historia por sus calles,
por esos personajes que no cambian.
Es esa algarabía que no cesa,
que te arrulla y te mece y te acomoda,
que teje el gran tapiz de nuestras vidas
con hilo de color de tarde antigua,
como tejen tresillos en invierno
las viejas de la tienda del Barbero.
Es ese puente anciano y encorvado,
testigo de odiseas y retornos.
Es El Faro y la luz de las callejas,
las casas bajas, de zaguán y patio,
los viejos de cigarro y mecedora
contando historias al caer la tarde.

30-VI-09

  • El primer verso suena raro. Desde el verso “como pasa la historia por sus calles” hasta “es ese puente anciano y encorvado”, todo eso lo quitaría, porque redunda demasiado. Se podrían enlazar ambos versos y no creo que quedara mal. Los dos últimos versos quizá sean también innecesarios, pero es para discutirlo más tranquilamente.

    Buen poema, y felicidades por haber vuelto a las lides de esa dama de dudosa reputación llamada poesía.

  • ¡¡Quítale los dos últimos versos, por Tutatis!!! Sin ellos, es un poemón. POEMÓN.

  • La verdad es que los dos últimos tampoco me sonaban muy bien, pero los dejé porque los tenía como una especie de remate de todo el poema. Aunque veo que no fue buena idea y que será mejor que los quite.

    Además, como dice Bukowski, supongo que habrá que quitar algunos versos y cambiar otros cuantos. Ya previamente quité tres o cuatro y reescribí otros tantos que no me sonaban bien. Tendríamos que sacar la tijera, sí, pero yo creo que más bien habría que modificar cosas. Pero bueno, ya se verá eso con más tranquilidad y entre cigarros y cañas.

    Muchas gracias a los dos. Me alegra mucho que os haya gustado, y a ver si ahora con el verano escribo más cositas.