J. Cerero / J. Rodríguez / G. Verdugo | Fitonovo, la empresa de Rafael González Palomo, uno de los imputados en el «Caso Madeja» por posible financiación ilegal del PSOE-A durante la etapa de Alfredo Sánchez Monteseirín como alcalde de Sevilla, forma parte de una red societaria que se beneficia de buena parte de un macrocontrato obtenido durante el gobierno de Juan Ignacio Zoido, del PP. En concreto, el de mayor cuantía logrado por la empresa, consistente en el mantenimiento y poda del arbolado público y los parques en Sevilla, adjudicado en septiembre de 2012 y dotado con 48 millones de euros para los próximos 4 años.

El pasado año, el Ayuntamiento de Sevilla dividió en seis lotes la gestión de las zonas verdes de la ciudad y los sacó a concurso para concederlos a empresas privadas. Uno de ellos, el número 3, correspondiente a los distritos Norte y San Pablo, se otorgó a Fitonovo, que concurrió en una unión temporal de empresas (U.T.E.) junto con Limpiezas Lorca, S.L. La cuantía de este lote asciende a 10,5 millones de euros.

Sin embargo, trabajadores de las concesionarias aseguran que la empresa de González Palomo se encuentra detrás de Construcciones Verde del Sur de Andalucía (Conversa S.L., que se presentó en U.T.E. con Aldilop) y Bremacons Servicios Ambientales S.L. (junto a Zona Verde GC S.L.U.), que obtuvieron la gestión de otros dos lotes, los números 2 y 4. Los montantes respectivos ascienden a 10,8 y 7,8 millones de euros. En total, la suma concedida por el Gobierno de Zoido a la red societaria relacionada con González Palomo asciende a más de 29 millones.

Salvador Martínez (nota: todos los nombres son ficticios), trabajador de Fitonovo, afirma que ésta cuenta con la adjudicación de “tres lotes con [empresas de] distintos nombres”. Algo de lo que, a su vez, ha tenido noticia a través de otros empleados de Bremacons y de responsables municipales de Parques y Jardines. Según Jiménez, “el Ayuntamiento sabía que le había dado tres zonas como mínimo”, aunque sostiene que “se habla de una cuarta que está en duda también”.

Marcos Navarro, empleado de otra de estas sociedades, refleja la percepción de sus compañeros con respecto a la relación ventajosa de Fitonovo en la adjudicación de contratos municipales. “No podía coger ninguna zona más a su nombre porque era mucha cara ya, da mucho el cante”, afirma rotundo. También le extraña que Conversa y Bremacons consiguieran sus respectivos lotes, porque “esas empresas no son tan grandes [como] para poder coger esos sectores, no tienen la envergadura de Fitonovo”.

Tanto Navarro como Martínez ponen de manifiesto el uso de maquinaria de la empresa de González Palomo por parte de Bremacons y Conversa. “Estaban trabajando con las herramientas de Fitonovo y al principio iban a su nave a coger las cosas; «no, es que se las hemos dejado mientras», decían”.

Las relaciones de cargos directivos

La amplia lista de cargos de Fitonovo, rica en apoderados, está encabezada por José Antonio González Baro, administrador único de la empresa desde el 11 de mayo de 2011. El mismo día que el imputado Rafael González Palomo cesaba en el cargo de administrador solidario, según datos del Registro Mercantil. Este ascenso se produjo 13 días antes de que María González Baro fuera nombrada administradora mancomunada de Conversa S.L., una de las dos empresas asociadas a Fitonovo en la gestión de Parques y Jardines.

La otra sociedad concesionaria, Bremacons Servicios Ambientales S.L., está administrada de forma única por José Gutiérrez Alonso desde el pasado 14 de septiembre. Gutiérrez, que sustituye a su hermano Antonio en el cargo, también está relacionado con Fitonovo, pues formó parte de su directiva en calidad de apoderado hasta el 18 de marzo de 2004.

Relaciones societarias de Fitonovo, Conversa y Bremacons

Relaciones societarias de Fitonovo, Conversa y Bremacons

Continuismo en los contratos

A pesar de las buenas relaciones de González Palomo con el PSOE de Sevilla, su empresa no ha dejado de percibir contratos públicos en la ciudad después de que el PP de Juan Ignacio Zoido alcanzara la alcaldía hispalense tras las elecciones del 22 de mayo de 2011.

En los últimos cinco años —desde junio de 2008 a julio de 2013—, el Ayuntamiento de Sevilla ha otorgado a Fitonovo 18,3 millones de euros en contratos, prórrogas y revisiones de financiación a causa de las subidas del IVA y el IPC. Destacan las concesiones relacionadas con las zonas de juegos infantiles (hasta once, entre adjudicaciones y prórrogas) y las de poda y mantenimiento de zonas verdes.

Bajo el mandato de Zoido se han efectuado quince concesiones a Fitonovo. Además de los 10,5 millones procedentes del macrocontrato de Parques y Jardines, la empresa recibió 637.000 euros por la prórroga del servicio de conservación de las áreas de juegos infantiles de la ciudad, la segunda adjudicación que consiguió con el PP en el Gobierno municipal. Un año antes se había producido una prórroga de este mismo contrato, con idéntico montante. Esta concesión volvió a recaer sobre la empresa de González Palomo en diciembre de 2012. El importe de este nuevo contrato asciende a más de 833.000 euros.

Tras la imputación del dueño de Fitonovo por posible financiación irregular la semana pasada, el gabinete que dirige Juan Ignacio Zoido ha anunciado la apertura de una investigación sobre estos contratos.