José Carlos López, candidato de Izquierda Unida a la alcaldía de Almensilla, habla sobre el pueblo y sobre sus propuestas para gobernar su Ayuntamiento en esta entrevista también publicada en Sevilla Actualidad.

***

¿Cree que necesita presentación después de tres años como concejal?

Siempre necesita uno presentarse porque siempre hay gente que está menos en contacto con el pueblo y siempre hay gente que no te conoce, aunque yo creo que la mayoría de la gente me conoce.

Y a quien no le conoce, ¿qué le diría sobre usted?

Yo intentaría transmitir, más que sobre mí sobre las ideas que represento, que entraran con una visión más localista en estas elecciones, que se despojen un poquito del voto de las autonómicas y las generales y que concentren un poco más su voto en la realidad del pueblo. Ahí yo creo que nos la llevamos nosotros, porque hemos hecho una oposición buena, somos los únicos que damos publicidad e información de lo que pasa en nuestro Ayuntamiento y en nuestro municipio y creo que ahí la tendríamos ganada. Más, incluso, si se observan las propuestas que llevamos.

¿Qué ha aprendido durante estos tres años en el Ayuntamiento?

Que es un caos. Yo ya lo olía, porque llevo en política toda mi vida y aquí en el municipio más de 15 ó 20 años, pero jamás pensaba que fuera tal caos organizativo, una forma de hacer las cosas chapucera y cateta… Eso es lo que he aprendido en estos últimos tres años. Unas informalidades horrorosas, una poca democracia incluso como institución, y eso es lo que he aprendido.

Y para usted, ¿qué supone encabezar la lista de su partido en estos comicios?

Para mí, primero, y creo que esto lo diremos todos, supone una responsabilidad grande porque para mí es un honor que todos mis compañeros, nuevos y viejos, hayan confiado en mí para que lidere la lista. Por otra parte, me siento también afortunado de que haya muchísima gente con otras ideas y que, en las autonómicas y las generales, votan a otros partidos pero que me conocen, conocen nuestro trabajo, son amigos míos y confían en mí. De hecho, en la presentación de mi candidatura había gente del PP, que querían que dijera que eran del PP, y del PSOE, y eso me hace sentirme bien pero con una gran responsabilidad de no defraudarlos, evidentemente.

¿Por qué cree que sus compañeros y esas personas confían en usted?

Yo creo que es por mi trayectoria política de siempre. Llevo militando desde los 14 años, siempre en cosas de izquierdas. Participo en todo lo que se pueda participar en mi pueblo, porque me importa mi pueblo, mi gente y mis hijos: el APA, la Asociación de Reyes Magos, el Consejo Escolar… Y yo creo que por es por lo que confían en mí. No me he desviado nunca, he mantenido el mismo mensaje, evolucionando pero sin perder la línea de las ideas que hemos defendido siempre. Eso me da la sensación de que transmito seguridad y tranquilidad de que no los voy a defraudar. Otra cosa es la gestión posterior, aunque confío en que, menos aún, los vaya a defraudar.

¿Cómo ve Almensilla?

Lo veo muy desfasado. En pocos años, hemos crecido mucho en habitantes y nada en servicios. Seguimos teniendo servicios de cuando éramos 1.500 habitantes, y eso no ha ido creciendo paralelamente al crecimiento de población. Tres municipales para una población de 6.000 habitantes es algo desfasado. Tenemos un pediatra media jornada, unas veces por la mañana y otras por la tarde… Es vivir con los servicios de 1.000 habitantes con una población de 6.000, y lo veo atrasado y económicamente mal, entrampado en años. Incluso con el mismo dinero procedente de una buena organización administrativa por parte del Ayuntamiento mejoraríamos mucho los servicios.

¿Qué cree que hace falta en el pueblo?

Le hace falta seguridad, fundamentalmente, sin hacer demagogia. Ya te digo: tres policías locales para una población de 6.000 habitantes, que ni siquiera pueden cubrir los tres turnos, es algo desfasadísimo y por eso estamos sufriendo no sólo los robos, sino el vandalismo, porque no hay nada preventivo ni curativo.

Estamos mal en educación. Tantas promesas del instituto y al final no llega y hace falta, porque está demostrado que cuando salen nuestros hijos en 2º de ESO, tras hacer el primer ciclo aquí, tienen un fracaso escolar tremendo. Unos remontan y siguen, y otros no pueden. Entonces el instituto hace falta ya, porque además hemos tenido líneas para mantener un instituto en todas sus fases. Aparte del instituto se le da poco cuidado a los colegios, que están abandonados. Los padres se quejan constantemente de que la limpieza es deficitaria. No se hace un seguimiento de la educación desde el Ayuntamiento, ni está creado el Consejo Escolar municipal, donde concurramos toda la comunidad educativa.

La sanidad tampoco está acorde con la población que tenemos. Yo le escribí a la consejera de Sanidad para preguntarle por qué no tenemos pediatra cuando ellos presumían de que la ratio estaba en un pediatra por cada 700 niños y, para que nos hagamos una idea de cómo está la organización en este pueblo, me contestaba diciendo que el censo de niño eran algo más de 500, cuando yo le demostraba que, sólo escolarizados entre 3 y 14 años, ya había 700, a lo que hay que sumar los de 0 a 3 años, y al final tenemos 1.200 ó 1.300 niños. Pero la Consejería de Salud no tenía los datos de los niños que había escolarizados aquí.

También en la cultura, donde sólo está el pobre Antonio, el bibliotecario, que es el único que lleva para adelante la cultura con los poquísimos medios que le dan y porque hace un trabajo la mayoría de las veces altruista. No se hacen charlas o debates, cuando tenemos la población idónea para hacer ese tipo de cosas culturales. Tristemente, sólo se hace una feria del libro al año, que es cada vez más tétrica, y siempre soportada por Antonio y por la papelería que tenemos aquí, que monta el stand de libros.

Precisamente, en temas de sanidad, educación y otras materias presume el PSOE de haber hecho una buena gestión durante estos años.

Hombre, evidentemente tendrán que vender lo que sea, pero yo te lo rebato con números. Yo soy consciente de que crear una plaza de policía local lleva un proceso: hay que convocarla, luego tienen que ira a la academia, y son dos años desde que se convocan hasta que se hace efectiva la incorporación. Pero por invalidez, por jubilación o por comisión de servicios tenemos cuatro plazas sin cubrir y que se podrían cubrir mañana. No tendríamos ni que convocar. En seguridad no podrán vender que han hecho una estupenda gestión, cuando además la Delegación del Gobierno recomienda que, con nuestra población, deberíamos tener de 11 a 14 efectivos.

En educación, ya me dirás. Seguimos sin instituto después de que se prometió para 2008, estamos en 2011 y ahora, como no podía ser menos, ya están prometiendo que va a estar para 2012, y además no está en los presupuestos de la Consejería de Educación. Y Palomares, que está en la misma situación que nosotros, con una segregación de un colegio y subiendo la población en edad escolar, ya tiene el terreno listo para hacer el instituto, y tengo el temor de que nos desvíen a nuestros hijos a Palomares. Por eso los padres optan por llevarse a los niños afuera en 1º de la ESO, y eso implica que no hay niños para mantener nuevas líneas en un instituto. Siguen sin poner en el colegio viejo un pabellón cubierto y un SUM medianamente digno. No se ha invertido nada. Antes se pagaban los autobuses para viajes escolares y ya no se pagan, así que, más que invertir, se ha desinvertido.

En sanidad, ocho años reivindicando un pediatra y que aún tengamos cuatro horas diarias de pediatra, y además como una cuestión de préstamo desde La Puebla del Río, que es donde te remite el sistema si intentas pedir cita para el pediatra en Almensilla. En cuanto a médicos generalistas, con la población que tenemos no corresponden que tengamos sólo dos. De enfermeras, también tenemos un déficit de dos.

En vivienda es en lo único que pueden presumir, porque se han hecho por un tubo. Pero pasa que, cuando esas criaturas llevan un tiempo viviendo aquí, se dan cuenta de que no hay servicios y no están previstos. Ya debería estar previsto un nuevo colegio de infantil y primaria para los niños que, de aquí a 4 a 5 años, van a salir de las 295 viviendas nuevas que se han entregado. En Almensilla está todo saturado y cogido como aula, y ya hemos vivido el tema de las caracolas. A eso ya debería de habérsele metido mano, y no se ha hecho absolutamente nada al respecto.

Por otra parte, si invertir es que aquí nunca se ha pagado por hacer deportes y ahora a los cobrar se les cobra una cuota por hacer deportes… Y me consta que hay niños que se quedan sin practicar deportes porque sus familias no tienen dinero para pagarles la matrícula o para pagar todos los meses. Un pabellón que se inició hace ocho años, para el que había un acuerdo con la Diputación para hacerlo en cuatro fases y de las que ya había hechas dos, y que ocho años después aún sigue ahí, sin terminar, sin equipamientos y sin saber cuándo se va a inaugurar. Un campo de fútbol que es el único del Aljarafe que no tiene campo de césped artificial y en el que los chavales están constantemente lesionándose y tienen que ducharse con agua fría porque una placa solar se rompió y no la han restaurado.

Iba a pedirle que valorara los ocho años de gobierno de Carlos Ufano en Almensilla, pero creo que ya no hace falta.

No quiero ser pesado, pero para mí ha sido absolutamente pésima, porque yo creo que jamás se va a repetir la secuencia de estos ocho años en Almensilla. Nunca ha entrado en el Ayuntamiento tanto dinero con los convenios urbanísticos, con los picotazos que se han dado, con las viviendas que se han hecho… Jamás va a entrar más dinero, y no hemos evolucionado en nada. Sólo un triste tanatorio que se hizo por el Plan Proteja, y ésa es la poca inversión que se ha hecho aquí, paradójicamente gracias a la crisis. Se invirtió en los pueblos con el Plan E y el Plan Proteja y eso es lo poco que se ha invertido aquí. A nivel municipal, se han invertido 400.000 euros en hacer un centro comercial en El Prado, que se hizo para luego alquilar los locales comerciales. Lleva terminado cuatro años y sigue cerrado, y me imagino que cuando haya que abrirlo habrá que restaurarlo. Y en sanidad, aparte de todo, la inversión es quitar la médico de urgencias, que es algo que debería cubrir la Consejería de Salud, pero lo prestaba el Ayuntamiento para curas puntuales o medicación de mayores, porque a las 3 de la tarde nos quedamos sin médico.

El dinero se ha derrochado y no se sabe bien cómo. Lo último que hemos descubierto es un convenio urbanístico con Rafael Gómez Sánchez, alias Sandokán, de la inmobiliaria Arenal 2000. Este convenio era por el área de oportunidad de Almensilla, y el municipio recibe 17 millones de euros, que son seis años de presupuesto del Ayuntamiento. De ellos, 5,7 millones los daba a cuenta y los otros 12 los tenía que ingresar cuando se firmara el plan. El otro día, pregunté al alcalde en el pleno que dónde estaban los 5,7 millones y no me contestó con la excusa de que no tenía por qué contestarme, y en teoría, por el informe del propio secretario, no deberían de haberse gastado. Pero además ha cambiado y renegociado el convenio y los 12 millones restantes los ha cambiado por terrenos rústicos que tienen poco valor y que no sé para qué queremos. Y además están hipotecados y, en caso de que se pudieran vender o negociar con ellos, estamos obligados a darle el 50% a Arenal 2000. Pues esos 12 millones de euros han desaparecido de pronto, y estoy hablando uno de los 16 convenios urbanísticos que se firmaron, el mayor, pero sólo es uno. Para que nos hagamos una idea de la cantidad de dinero que ha entrado en el Ayuntamiento y al cual yo no le he visto la punta.

Si llegara a ser alcalde, ¿cuál sería su primera medida?

Sanear y ver si las cuentas cuadran. Si no cuadran, hacer una limpieza y a ver si nos enteramos de dónde está el dinero de los convenios urbanísticos y ese tipo de historias. Una de las medidas primeras que tendríamos que hacer es solucionar el expediente de regulación de empleo (ERE) que se hizo aquí, la primera vez que se hace un ERE en una administración pública, y además de forma ilógica. Se supone que el capítulo 1 de los gastos de personal van compensados con los ingresos, lo cual siempre tiene que cuadrar. Entonces no entendemos cómo se podía reducir personal fijo que debería estar presupuestado. El expediente se lo admitió el entonces consejero de Empleo, Antonio Rivas, que está procesado judicialmente por otras cosas. Nosotros intentaremos que no se reduzca la plantilla y que trabajen a jornada completa para que no paguen la mala gestión del alcalde. También cubrir las plazas de policía local, reclamar a la Consejería de Sanidad los servicios que, según nos dicen, el Ayuntamiento de su propio partido no les ha reclamado durante estos ocho años, abrir el pabellón de deportes de una vez, acondicionar el campo de fútbol… Yo no quiero ser demagogo y prometer fechas, porque no me gusta. Sólo puedo prometer que voy a ser honesto y que vamos a hartarnos de trabajar, con un equipo con muchas ganas de trabajar combinando la experiencia y la juventud. Lo demás, tiempo al tiempo.

¿Hay dinero en el Ayuntamiento para acometer estas medidas y nuevos proyectos?

Dinero no hay. No sólo es que no haya dinero, sino que además tenemos un préstamo de 1.800.000 euros, pedido hace un año y pico, que nos va a tener hipotecados durante mucho tiempo por el pago de intereses. Dinero efectivo no hay. El Ayuntamiento está absolutamente arruinado y estamos debiendo más de nuestras posibilidades, pero creo que con los recursos que tenemos podemos organizar mejor algunas cosas y llevar para adelante algunos proyectos. Es impensable que se reduzca la jornada a determinados trabajadores y luego se subcontraten esos trabajos, o que se usen subvenciones para subcontratar esos trabajos que se podrían hacer a nivel interno. Sin llegar a conocer lo que hay y las provisiones que dejan, porque hasta que no entre no lo podré conocer, creo que con los mismos recursos que tenemos, bien hechos y bien repartidos, se pueden hacer y mejorar muchas cosas. Y luego temporizar la inversión. Sería una locura prometer que en los tres meses primeros de gestión nuestra haríamos todo.

¿Cree que después del 22 de mayo volveremos a ver el Ayuntamiento de Almensilla en bancarrota?

Bueno, según quien salga. El 22 de mayo tengo clarísimo que estará en bancarrota. La gran esperanza que tengo es que, si entramos nosotros, el 22 de mayo de 2012 ya no esté en bancarrota, sino que estén medianamente nivelados los ingresos y los gastos.

¿Cuentan ustedes con alguna propuesta estrella?

No. La propuesta estrella es trabajar por nuestro pueblo. En un municipio chico donde nos conocemos todos y todos sabemos las verdades y las mentiras, sería un error. Eso es más de programa ‘Sálvame’. Nuestra idea no es hacer una propuesta estrella, sino mejorar lo que todo el mundo te está diciendo a gritos que se mejore.

¿Piensan rebajar los impuestos municipales?

Hay algunos determinados a los que sí les daremos una segunda pensada. Por ejemplo, cosas que no reportan tantos ingresos como para los impedimentos que se le ponen a determinadas familias, como la piscina municipal, que ha subido casi un 300% desde que se inauguró. Ahí contemplaríamos determinadas situaciones para que las familias pudieran hacer uso de la piscina municipal de forma más barata o casi gratis. Al deporte también queremos meterle mano. Yo creo, de verdad, que si no se le da a los deportistas dinero por hacerlo, que yo lo haría si hubiera una economía saneada en el municipio, al menos que no les cueste dinero, que el dinero no sea un impedimento para que cualquier crío haga deporte. Pero sería una locura decir que vamos a bajar el IBI o el impuestro de transmisiones o el sello de los vehículos sin hacernos cargo de lo que hay. Sería una temeridad prometer una cosa así que no sabemos.

Respecto de un impuesto concreto que ha creado mucha controversia, el de los vados de aparcamiento, ¿piensan bajar su precio o lo van a mantener para implantar un servicio de grúa municipal?

El servicio de grúa municipal es una cosa impensable ahora mismo. Lo único que hace falta es que añadamos coste a lo que tenemos ya. Cuando el tema de los vados, yo hice una intervención en el pleno, como portavoz, y demostraba que se estaba dando tanta gente de baja que, en definitiva, si la medida era recaudatoria al final hemos hecho un pan como unas hostias. Sí es verdad que ahora se cobran 70 euros en lugar de 20, pero se está dando tanta gente de baja que al final la recaudación acaba siendo la misma cuando ha dejado de dar un servicio que sí se daba antes y que hace falta a muchísima gente. Así que es una de las medidas que revisaremos también. Insisto en que intento huir de la promesa fácil, pero sí está en nuestra agenda revisar eso inmediatamente, al igual que llevar a cabo la promoción de la subida de la contribución de las casas para que se beneficien las familias numerosas, porque ese tipo de promoción no se ha hecho pública para que se beneficie la gente. La población no sabe eso, y fue una aportación que hicimos nosotros.

¿Pondrán de nuevo en marcha el servicio de urgencias?

Sí, claramente. Sigo insistiendo, como desde que lo instauramos, que es injusto que se condene a un municipio a dar ese servicio cuando debería darlo la Consejería de Salud. Paralelamente a que reinstauremos el servicio de urgencias, reivindicaremos que ese servicio tiene que cubrirlo la Consejería de Salud con la población que tenemos. Aquí lo tenemos muy fácil: simplemente el hecho comparativo del Aljarafe te ilustra muchas cosas. ¿Por qué La Puebla o Isla Mayor tienen servicios de urgencias sobredimensionados, según me cuentan los profesionales que trabajan allí, y aquí tenemos esta miseria y nos tenemos que ir a Coria en un desplazamiento. Dicen que estamos a cinco minutos. No, a cinco minutos estábamos antes cuando la teníamos aquí. Ahora estamos a 20 ó 25, teniendo en cuenta que el servicio de urgencias de Coria, también según quienes allí trabajan, está saturado.

¿Qué medidas tienen pensadas para mejorar la situación del transporte público en Almensilla?

Una de las medidas que intentaremos poner en marcha, que yo creo que es una de las que no costará dinero o costará poco, es hablar con el Consorcio de Transportes e intentar poner un microbús directamente a la parada del Metro de Mairena, porque eso es mucho más beneficioso para ellos, que están manteniendo líneas cuyos autobuses van vacíos algunas horas, y sin embargo no se da ese tipo de servicio que sería idóneo. Una especie de autobús pequeñito que estuviera dando vueltas en horario de metro pues vendría bien para el trabajo o el ocio, de modo que es una de las medidas que pondremos en marcha, porque esa lanzadera solventaría en torno a un 50 ó 60% el transporte público de Almensilla. Y no lo veo difícil. Creo que sólo es tener algo de interés y hablar con el Consorcio y conseguirlo o reivindicarlo. Evidentemente, intentaremos tener buena relación con las instituciones, pero como pueblo tendremos que pedir lo que no nos den, como hacen otros pueblos y lo consiguen.

¿Cree que algún día veremos urbanizado el Sector F?

Yo creo que sí, pero no me preguntes qué año. Ahí ha habido una mala gestión siempre. Nosotros tenemos la idea de que aquello debería haber sido tutelado por completo por el Ayuntamiento, sin intereses particulares. Creo que debería de haberse respetado la Junta de Compensación y todos los sectores que hay ahí, pero con la tutela del Ayuntamiento. Esa gestión ha sido mala, muy mala. Se han limitado a hacer promesas, promesas, promesas y las personas que viven allí siguen teniendo la misma pesadilla que hace 12 ó 14 años, quizá más. Yo tengo la ilusión de que alguna vez se urbanice aquello y quede perfecto, y trabajaremos por ello.

¿Cuál es la propuesta de Izquierda Unida en cuanto al empleo?

No sólo mantener lo que hay sino, en principio, poner a jornada completa a los ocho o nueve trabajadores que todavía están afectados por el ERE, por justicia y porque a Almensilla le hacen falta los servicios que dan esas personas: jardineros, técnicos de Urbanismo, personal de asuntos sociales, albañiles… Y en medida de los recursos que seamos capaces de recaudar en Almensilla, ir creando en empleo. Pero sería una temeridad decir que vamos a crear 20.000 puestos de trabajo. La creación de empleo en el pueblo debe ir acompañada por las auténticas necesidades del municipio, y no por las necesidades electorales. Como el PSOE de aquí, que siempre que hay elecciones, uno o dos meses antes mete a trabajar a 40, a veces con la promesa de: “si seguimos nosotros, a lo mejor seguís”. Ha sido un error sobredimensionar el Ayuntamiento de personal por cuestiones electorales, porque eso, luego, la economía municipal lo va pagando.

¿Cree que Almensilla, quizá no ahora, pero quizá sí dentro de 10 ó 12 años, puede tener un polígono industrial como el que tienen los pueblos vecinos?

Nosotros estamos diciendo, no sólo en nuestro programa electoral sino también en los plenos, que es injusto que nuestros comerciantes y nuestra pequeña y mediana empresa tengan que ir a otros municipios a instalarse. Eso es una pérdida de creación de pueblo autóctono, porque cuanto más cerca esté el tajo, más posibilidades hay de colocar a nuestra gente. Y hemos propuesto muchas veces que se intente, con el mismo cariño que se le pone a las viviendas, estudiar un sistema de naves industriales para nuestros empresarios, ceñidas a la demanda estricta, y hacer una cosa parecida a la de las VPO: que el Ayuntamiento funcione como promotora y que luego se subroguen las hipotecas cuando estén hechas. Un pueblo no industrializado está llamado a la destrucción poquito a poco al ser del servicio de las grandes superficies, y eso nos preocupa. Es más, en el último área de oportunidades, que está en su fase de aprobación inicial, proponía yo que se empiece en lo más cercano al municipio, porque industrializar eso, por mucho parque tecnológico del que me hablen, creo que construir 280 hectáreas no se hace en muchas decenas de años, en el mejor de los casos. Entonces pensamos aprovechar la parte más cercana a Almensilla del área de oportunidades, renegociar el convenio con Arenal 2000 para que, en lugar de la parte hipotecada del cementerio de Coria, nos den la zona más cercana al municipio y empezar a hacer naves industriales, sin volvernos locos, respondiendo a la demanda que haya, que me consta que hay. Una asociación de empresarios me comentó que, hace años, presentó al Ayuntamiento un proyecto para industrializar suelo, y eso quedó en el olvido. Yo lo sé por ellos, ni siquiera por el Ayuntamiento.

¿Y para los jóvenes qué propuestas tiene?

En el tema de ocio no hay nada, y eso de verdad que lo domino bien porque tengo un hijo en plena pubertad que tiene que buscarse la vida fuera. No tienen ni un centro donde poderse reunir, no hay asociaciones juveniles, no hay sitios donde tener ocio. Entonces habrá que inventar. Por ejemplo, en la Feria de Almensilla, por la singularidad de esta feria, todo el mundo tenía que buscarse seis, siete, doce o catorce jóvenes, juntar los gastos comunes y terminar montando una caseta de feria. Nosotros siempre hemos tenido idea de montar una caseta de la juventud, que será de los pocos pueblos que no tiene una, donde los jóvenes, después de estar comiendo en las casetas de los padres, puedan tener su momento de expansión, y que cuando tengan 18 ó 20 años no se vean obligados a montar otra caseta ellos. Lo que está pasando es que las casetas de feria, aparte de que se han subido bestialmente los impuestos por los terrenos, que nunca se han pagado, cada vez están desapareciendo más casetas y grupos de gente. Algún local donde los chavales hasta los 16 años, al menos, tengan un sitio de encuentro y actividades. Llevamos en nuestra lista a gente joven muchísimo más capaz que yo, porque son más jóvenes, y con ideas innovadoras con las estoy seguro de que le daremos un impulso a la juventud.

En el aspecto de la educación y la cultura, ¿qué propone?

En la educación, reivindicar con fuerza la creación del instituto, pero no como promesas, sino de una forma materializada ya, y fomentar que los colegios de Almensilla no son tan malos. Hay un bulo que está corriendo sobre que en el Hipatia, el instituto de Mairena donde pertenecen los niños nuestros que salen de 2º de ESO, tiene una calidad muy mala o ese instituto no vale porque pocos niños de los que salen de ahí aprueban luego la Selectividad. Son bulos y es mentira porque éste es el primer año en el que hay 2º de Bachillerato en ese instituto y niños que han estudiado allí saldrán directamente a examinarse de la Selectividad. Yo no sé si el año que viene eso será verdad, pero de momento es mentira. Pues así todo. El bulo de que nuestros colegios tienen mala profesionalidad, cuando no es verdad, sino que es un mal endémico de todo el mundo. El fracaso escolar es un mal generalizado, no sólo de Almensilla, pero desde el Ayuntamiento tienes que promocionar lo que tú quieres, y si dejas que eso corra y clandestinamente vas soltando ese tipo de bulos, creo que es un error para la educación. Y eso tiene que ir acompañado de servicios que sean atractivos para los padres para tener a sus hijos en nuestros colegios, aparte ya de la profesionalidad del profesor que les toque.

A la cultura hay que darle un impulso. Hablaba el otro día con el director de la escuela de música y tiene proyectos buenísimos, desde montar una banda, que parece la cosa más baladí de la música, pero es una forma atractiva de iniciar a los críos y encauzarlos para que salgan buenos músicos. Habrá que promocionar el aprendizaje del segundo idioma y pelear para que se lleve a cabo el bilingüismo y el proyecto TIC en nuestros colegios. Por otra parte, potenciar la biblioteca y las actividades culturales que se hacen desde allí y el 90% se rechaza porque no hay recursos, porque no se quieren tener. Ese tipo de cosas hay que promocionarlas, y de verdad que tengo pleno convencimiento de que no hace falta dinero para hacer muchas cosas, y con los mismos recursos que hay se podrían hacer algunas.

¿Con cuánta fuerza ve a los otros candidatos?

Desde la perspectiva de lo que me transmite la calle, veo con muchas menos posibilidades al PP aquí, que además de nunca haber estado arraigado en el pueblo lo veo con poca fuerza; veo con algo de posibilidades al PSOE, porque sí ha tenido una trayectoria y una tradición aquí, y eso no lo va a perder del todo, y nos veo con muchas posibilidades a nosotros, o al menos con posibilidades y perspectivas nuevas que yo no he vivido antes y que nos están transmitiendo en la calle, pero eso hay que materializarlo. Luego la balanza tú sabes que la Ley D’Hont es como es y desequilibra mucho la balanza. En cuanto a mis contrincantes, yo les tengo mucho respeto porque el mismo hecho de presentarte y luchas por tu pueblo ya merece un respeto y es una ocupación digna. Yo me llevo muy bien con los dos y de los dos tengo buena opinión. De Agripina algo menos, aunque soy amigo de ella, porque como teniente de alcalde me ha estado demostrando que es más de lo mismo. Ella ha sido consciente de toda esta gestión. No es nueva, no es una persona que entra nueva, y así como el PP y mi partido estrenan candidato y mantienen la duda del candidato nuevo, ella ha estado de teniente de alcalde y ha sido consciente de toda la gestión de estos ocho años. Ha sido la segunda de Carlos Ufano, y no tengo muchas esperanzas de que su gestión fuera buena, sinceramente.

¿Cree que a Agripina puede pasarle factura la gestión de Carlos Ufano, o incluso los escándalos de la Junta de Andalucía o la gestión de la crisis en el Gobierno central?

Yo creo que no. Aquí hay un trasvase de votos muy curioso, y no tienen nada que ver las elecciones autonómicas y generales con las municipales. En las municipales hay mucho voto de derechas que vota al PSOE, demostrado por estadísticas; hay mucha gente del PSOE que nos vota a nosotros, y nosotros somos los que ganamos más en las municipales. Luego vienen unas generales o unas elecciones al Parlamento Europeo y no tiene nada que ver. Ahí los que perdemos somos nosotros. Yo no creo que en un pueblo tan pequeño, la crisis del PSOE pase factura a Agripina. Sí le pasará factura la gestión del alcalde durante ocho años. O al menos eso es lo que me transmite la gente, personas que dicen que lo votaron la otra vez y que no lo van a volver a votar ni loco.

Izquierda Unida ha afirmado en ocasiones que es la única alternativa política real al bipartidismo. ¿Cómo se manifiesta esa alternativa a nivel municipal?

De la misma forma, lo que pasa es que aquí lo tenemos más fácil. Ojalá tuviera IU el número de votos que tiene aquí pero a nivel general. Estamos hablando de un 20-24% ahora mismo, que yo espero que alcancemos mucho más en las nuevas elecciones. Evidentemente, somos una alternativa, no sólo en lo local sino en lo general. Pero de todos modos te insisto en que no tienen nada que ver unas elecciones municipales con las generales o autonómicas. Incluso en el blog que tenemos nosotros abierto, hay un apartado para hablar con el candidato donde me insisten mucho en lo referente a si vamos a pactar o no. Ya hemos declarado que no vamos a pactar con nadie y que mantendremos nuestra línea. Preferimos que gobierne el que más apoyos tenga. Es más, aunque sacáramos mayoría absoluta, esto está en tan caótica situación que le daríamos posibilidades de gobernar a todos. Pero sí es verdad que sólo confiamos en nuestra gestión. Todo pasa por la confianza de gobernar nosotros, que yo sea alcalde y nosotros gobernemos, tanto en mayoría como en minoría, pero porque yo creo que soy el único capaz, y perdón por la pedantería, de aunar a todas las fuerzas políticas para que ayuden y tiren del carro para sacar al pueblo de la catástrofe en la que estamos. Los demás no, o bien porque son demasiado rancios o bien porque vienen de otras historias. Si al final el pueblo de Almensilla no nos da a nosotros la mayoría para gobernar y gobiernan otros, pues seguiremos con nuestra postura de oposición, aportando al pueblo lo que sea y luchando como llevamos luchando desde el 70, que me decía un compañero que ya estaba con las asociaciones de vecinos luchando por mejorar el municipio de Almensilla.